La pubalgia se define como una afección del sistema musculo-esquelético, en la cual debido a episodios microtraumáticos por esfuerzos que se realizan de forma repetitiva, acaba afectando a los músculos que se insertan en el pubis. Los microtraumatismos recibidos pueden provocar la degeneración del grupo muscular llegando incluso a afectar al hueso en episodios más evolucionados. La incidencia de este tipo de afección oscila entre el 5-18%, dependiendo las fuentes.(1)

Causas de la pubalgia

La sínfisis púbica es una estructura donde se concentra la inserción de varios grupos musculares, por lo que es una zona donde se concentran fuerzas ascendentes y descendentes. Por ello, existe un gran abanico de posibilidades que pueden desencadenar esta lesión. En primer lugar, cabe destacar que puede originarse como consecuencia a fracturas, patologías genitourinarias, hernias inguinales, osteítis púbica, etc.

Por otra parte, un dato relevante es que esta lesión se produce con mayor frecuencia en el ámbito deportivo y en concreto en prácticas deportivas como el fútbol, corredores de fondo, hockey o ski. En concreto, en el ámbito del fútbol esta lesión representa el 5% de todas las lesiones.(2)

Como se ha comentado anteriormente el mecanismo de lesión en esta entidad se basa principalmente en microtraumatismos producidos por gestos repetitivos, como pueden ser en el caso del fútbol: chutar un balón, cambios repentinos de dirección y velocidad, etc. Sin embargo, esto también puede producirse en la vida cotidiana, en determinadas actividades laborales. (3)

Síntomas de la pubalgia

Los síntomas de esta lesión suelen ser descritos como dolor en la zona se la sínfisis púbica que en algunos casos se extiende a otras zonas como la ingle, la zona abdominal, cadera y periné. Este dolor se produce en reposo pero también cuando se realizan ciertos movimientos que implican la contracción del grupo muscular abdominal y los flexores y aductores de cadera. Este hecho implica, que el dolor se produzca durante las actividades cotidianas de los pacientes: bajar y subir escaleras, durante la marcha, etc. Los pacientes, también experimentan sensibilidad a la palpación. Se han descrito numerosos síntomas y signos que se dan en función de la situación de cada paciente.

El diagnóstico de está lesión suele ser fruto de la exploración clínica del profesional, ya que se basa principalmente en la realización de test ortopédicos en los que a través de diferentes maniobras se busca provocar el dolor característico del paciente para asociarlo a diferentes estructuras.

Pubalgia en el embarazo

Durante el embarazo se producen diferentes cambios a nivel tanto fisiológico como anatómico, los cuales pueden desencadenar diferentes tipos de afecciones en el sistema musculo-esquelético. La aparición de estas afectaciones de deben a procesos como la retención de líquidos, el aumento de laxitud articular, así como el desplazamiento del centro de gravedad, entre otras. (5)

Aunque no se trata de la lesión más frecuente durante el embarazo, ya que el dolor de espalda la sacroileítis se producen con mayor frecuencia que el dolor en la sínfisis púbica. Aunque no se ha demostrado que el aumento de los niveles de relaxina sean los factores que originan está lesión, si se ha relacionado la distensión de la sínfisis con el dolor propio de la lesión. Sin embargo, cabe destacar que la ruptura de la articulación se produce con muy baja frecuencia. El tratamiento suele ser conservador e incluye la fisioterapia como una de las mejores opciones para disminuir los síntomas, así como tratamiento farmacológico basado en AINES durante la primera fase.(5)

Sin embargo, aunque las hipótesis que se manejan actualmente sobre el origen de esta lesión es multifactorial, existen pocos estudios sobre el tema.

Tratamientos para la pubalgia

La primera opción de tratamiento en estos casos suele ser el conservador. Este tratamiento engloba el ámbito farmacológico, que suele prescribirse durante la fase aguda, basado en antiinflamatorios y analgésicos. También se combina con un plan de tratamiento fisioterapéutico, en el cual se aplican técnicas de terapia manual (movilizaciones pasivas, activas, accesorias, etc), con el fin de disminuir los síntomas. Por otra parte, el plan de ejercicio terapéutico es imprescindible para este tipo de lesión, mediante la inclusión de ejercicios de tipo excéntrico, los cuales también son aplicados para su prevención. El plan de ejercicio terapéutico será establecido en función de las características del paciente y suele comenzar con ejercicios isométricos, concéntricos y posteriormente excéntricos.

En los casos en los cuales el tratamiento conservador no funciona o bien, se produce una ruptura de la articulación; se realiza una reducción y posteriormente si no es exitosa la reducción, una intervención quirúrgica, la cual conllevará posteriormente un plan de rehabilitación fisioterapéutico.

REFERENCIAS

  1. Robertson BA, Barker PJ, Fahrer M, Schache AG. The anatomy of the pubic region revisited. Sports Medicine 2009;39(3):225-234.
  2. Holmich P. Long-standing groin pain in sportspeople falls into three primary patterns, a “clinical entity” approach: a prospective study of 207 patients. Br J Sports Med 2007 Apr;41(4):247-52; discussion 252.
  3. Escobar JCZ, Cepa CM. Fisioterapia en la pubalgia: revisión bibliográfica en publicaciones de idioma inglés en los últimos diez años. Archivos de medicina del deporte: revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte 2008(125):179-188
  4. Zuil JC, Martínez CC. Fisioterapia en la pubalgia: revisión bibliográfica en las publicaciones de idioma inglés en los últimos diez años. Volumen XXV – N.º 125 – 2008
  5. Lacassie H. Pain and Pregnancy. Revista Médica Clínica Las Condes. 2014 (25): 641-650

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: