La fisioterapia traumatológica es una rama de la profesión centrada en el abordaje de las lesiones de tipo musculo-esqueléticas, como las que se desarrollan en estructuras de tipo ligamentoso, muscular, tendinoso o nervioso. Sin embargo, esta especialidad también se encarga de la rehabilitación de todos aquellos procesos post-quirúrgicos: artroscopias, fracturas, prótesis…

Este campo de actuación es el más amplio y conocido de la profesión, puesto que es que más años se ha explotado y estudiado; así como es el área que mayor representación tiene en la sanidad pública, hospitales y centros privados. Además, aunque los planes de estudio universitarios en los últimos años ha experimentado muchas actualizaciones, el tratamiento de las lesiones propias del área de traumatología es uno de los pilares básicos del grado; así como su exploración, valoración y diagnóstico.

¿En qué consiste la fisioterapia traumatológica?

La fisioterapia traumatológica es una disciplina que consiste en la valoración y el tratamiento de las lesiones de origen musculo-esquelético. Pero no solo trata lesiones, sino la cronificación del dolor causado por dichas lesiones, lo cual se está estudiando ampliamente por la comunidad de fisioterapeutas. Esto se debe a que muchos pacientes con lesiones de tipo musculo-esquelético que cursan con dolor, tras la resolución de la lesión (es decir, sin evidencias de un daño en alguna estructura), los pacientes siguen experimentando dolor.

Cabe destacar que las lesiones musculo-esqueléticas suelen ser “la principal causa de dolor crónico”. Diferentes estudios epidemiológicos ha presentado resultados sobre la prevalencia del dolor de tipo musculo-esquelético, el cual suele oscilar entre el 20%-35% en función del país.

¿Por qué es importante?

La importancia de este campo radica en que en función del enfoque que se realice durante el tratamiento, así como la exploración y posterior diagnóstico; podrá influir en la cronificación de la lesión o de los síntomas. Por ello, los fisioterapeutas especializados en este área, deben estar en continua formación para prescribir los tratamientos en los cuales se haya demostrado mejores resultados.

En los últimos años se han obtenido resultados esperanzadores sobre multitud de técnicas que están muy lejos de las técnicas que utilizaban los fisioterapeutas hace décadas, como puede ser el masaje. Actualmente, se ha demostrado que el ejercicio es uno de los tratamientos más eficaces existentes para diferentes tipos de lesiones.

Por ejemplo, para una tendinosis, en la cual se está produciendo un proceso degenerativo, los ejercicios excéntricos han demostrado muy buenos resultados. Hace 40 años pocos eran los fisioterapeutas que realizaban este tratamiento, ya que no contaban con estudios de investigación que evidenciasen las técnicas más idóneas para ese tipo de lesiones.

Prevención y tratamiento

Una de las competencias de los fisioterapeutas es la prevención; por ello cada vez son más los profesionales que se suman a la tendencia de los protocolos que existen de prevención. Esta práctica está más extendida al entorno deportivo, en el cual, cuando un deportista comienza a tener alguna molesta, el fisioterapeuta es capaz de evitar que se desencadene una lesión mediante ejercicios específicos.

Por otra parte, también es competencia de los profesionales cuando están llevando a cabo un tratamiento sobre determinada lesión, planificar estrategias para prevenir su cronificación o bien complicaciones. Para ello, los tratamientos más utilizados por los fisioterapeutas en el campo de traumatología son:

  • Terapia Manual, consiste en la aplicación de determinadas movilizaciones (activas, pasivas o mixtas), en las cuales se obtienen beneficios como el incremento del rango de movimiento o analgesia. Algunas de las movilizaciones comprendidad en el conjunto de la terapia manual son: movilizaciones con movimiento, manipulaciones…
  • El ejercicio terapéutico que se basa en la prescripción de diferentes tipos de ejercicios con finalidad terapéutica. En general, suelen planificarse diferentes fases de tratamiento, y en cada fase suele realizarse un tipo de ejercicio dependiendo de la complejidad, de la resistencia del paciente y del objetivo. Los ejercicios de control motor se han popularizado en los últimos años por los beneficios que han reportado.
  • Medios físicos como la electroterapia, la termoterapia, crioterapia, etc. Son técnicas que pueden ayudar a reducir los síntomas de muchas lesiones, ya que en general tienen efectos analgésicos

 

Fisioterapia traumatológica para mejorar el dolor

El dolor de tipo musculo-esquelético es uno de los motivos de consulta más frecuente en las consultas de los fisioterapeutas. Por lo general, los fisioterapeutas traumatológicos y deportistas suelen ser lo más indicados para tratar esta entidad. No obstante, también puede haber fisioterapeutas especializados en respiratorio, neurológico, uroginecológico… que también atiendan a este tipo de pacientes, ya que durante la carrera, la mayor parte del plan de estudios se centra en los trastornos musculo-esqueléticos.

Los fisioterapeutas traumatológicos son especialistas en la rehabilitaciones de procesos post-quirúrgicos tales como: fracturas, prótesis, roturas de ligamentos, etc; así como en lesiones tales como: tendinitis, esguinces, luxaciones, fascitis y dolores de origen musculo-esquelético.

Para encontrar con facilidad el profesional que más se adapte a tus necesidades, Fisiosite ha unificado en una sola plataforma a todos los fisioterapeutas y en pocos segundos, filtrando por tipo de especialidad y localidad, podrás encontrar el mejor profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: