La fisioterapia para el síndrome del túnel carpiano está indicada en esta lesión, sin embargo, depende de muchos factores, origen de la lesión, sintomatología, etc. Existen diferentes tipos de tratamiento dependiendo de estos factores, sin embargo, los fisioterapeutas cada vez son más especialistas en este campo de actuación, algunos de ellos se especializan únicamente en el tratamiento de lesiones. Pero…¿cuándo debo acudir a un fisioterapeuta?

Un tratamiento sin cirugía

El túnel del carpo es una estructura anatómica situada en la cara anterior de la muñeca, en concreto entre los huesos de la muñeca y el ligamento anular del carpo. Esta estructura con forma de canal es de gran importancia ya que a través de ella pasan tendones de los músculos flexores y el nervio mediano.(1)

El síndrome del túnel del carpo se define como el atrapamiento de dicho nervio mediano debido a diversos factores como pueden ser traumatismos de repetición (por actividades profesionales, deportivas, etc), artritis reumatoide, lesiones previas de muñeca. También se ha relacionado con el embarazo.(1)

El nervio mediano localizado en esta estrecha región es vulnerable a diversos riesgos ya cualquier inflamación de las vainas tendinosas o bien otros procesos en los cuales se disminuya el espacio del canal. La compresión del nervio puede desencadenar el denominado síndrome.

Los síntomas generales son el dolor, sensación de hormigueo en la zona anterior de la muñeca que se puede diseminar hacia el pulgar, dedo índice, medio y anular. El dolor suele ser descrito de tipo quemazón y se pronuncia al realizar determinadas actividades. Las parestesias puede general pérdida de sensibilidad, por lo que en ocasiones puede generar pérdida funcional.

El tratamiento indicado para esta lesión no siempre es quirúrgico, dependiendo de la etiología de la lesión la fisioterapia puede ayudar a la resolución del problema y reducir los síntomas como el dolor y las parestesias. Es decir, dependiendo del tipo de atrapamiento que se produzca, la solución será quirúrgica o no.

Tratamientos para la mano y muñeca

Es importante tener en cuenta que aunque el tratamiento sea finalmente quirúrgico, la fisioterapia puede ayudar a disminuir los síntomas: dolor, funcionalidad, hormigueos…

En los últimos años los fisioterapeutas han realizado numerosas investigaciones para determinar cual es el tratamiento más indicado para tratar esta lesión. Así hace quince años el tratamiento indicado era la aplicación de medios físicos como el TENS, ultrasonido, ortesis, fonoforesis, etc. Sin embargo, actualmente muchos de esos tratamientos no se utilizan ya que la neurodinamia ha demostrados mejores resultados.(1,2)

El abordaje quirúrgico tiene como objetivo liberar el túnel del carpo, mediante una intervención abierta o bien por medio endoscopia. La liberación del ligamento mediante endoscopia es una intervención alternativa a la cirugía abierta, la cual tiene menores efectos secundarios, menor tiempo de discapacidad, costes, etc. (2)

Fisioterapia para el túnel carpiano

La neurodinamia es un tipo de técnica de terapia manual que fue descrita por primera ver por Butler y cols. Está técnica consiste en movilizar estructuras nerviosas, nervios, mediante posicionamiento y a través del movimiento específico de algunas articulaciones para poder liberar la presión de las zonas comprometidas. Son varios los efectos que se han descrito de la técnica:

  • Incrementar el deslizamiento de los nervios en relación al tejido de alrededor, mejora y aumenta la movilidad del propio nevio
  • También se ha descrito que aumenta la movilidad de los fluidos intraneurales, lo cual puede ayudar a reducir los síntomas
  • Otro autores añaden que la movilización mejora la conducción nerviosa y el flujo sanguíneo.

El objetivo del tratamiento de fisioterapia, en función de la exploración y valoración del paciente, debe ser realizar esta técnica para conseguir los efectos anteriormente descritos. Además, se deberá trabajar en las zonas donde exista mayor posibilidad de compromiso neural, durante todo su recorrido, es decir, en las denominadas interfaces.(2)

La solución a para el dolor

Dentro de los diferentes tipos de tratamientos que existen para esta lesión también se encuentra el farmacológico, el cual se basa en antiinflamatorios para el tratamiento de posibles inflamaciones circundantes que estuviesen originando la compresión del nervio; y analgésicos, para reducir el dolor.

Sin embargo, desde la fisioterapia también existen técnicas destinas a la reducción del dolor, como pueden ser las movilizaciones, agentes físicos o el ejercicio terapéutico. La decisión sobre la técnica que debe ser elegida dependerá de la sintomatología del paciente y de la exploración previa que debe hacer el profesional.

Por otra parte, la prevención es un factor clave a tener en cuenta ya que un diagnóstico precoz es muy beneficioso para evitar su cronificación. Ante la mínima sospecha y la aparición de síntomas, debe acudir a un profesional y así evitar complicaciones. A su vez, medidas ergonómicas y la planificación de ciertos ejercicios, también se considera una medida preventiva, ya que realizar está acción en profesionales que por cuyo puesto de trabajo existan más probabilidades de padecer está lesión, puede suponer una disminución de la incidencia, lo cual debe estudiarse.  (1)

REFERENCIAS

  1. Conesa GA, Serrano MF, Síndrome del túnel carpo. Fisioterapia 2004;26(3):170-85
  2. Araya F, Polanco N, Cassis A, Ramírez V, Gutiérrez H. Efectividad de la movilización neurodinámica en el dolor y funcionalidad en sujetos con síndrome del túnel carpiano: revisión sistemática. Rev Soc Esp Dolor 2018; 25(1): 26-36

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: