La EPOC, abreviatura que hace referencia a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, es una conjunto de afecciones de tipo respiratorio muy frecuentes en la sociedad.

Se estima que su impacto representa el 5% de la mortalidad global. Aunque este dato resulte muy alarmante, lo cierto es que esta afectación también genera una gran repercusión en la vida del paciente, produciendo una elevada morbilidad y discapacidad.

 

¿Qué es la EPOC?

 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica  se define como un conjunto de enfermedades (bronquitis crónica y enfisema) caracterizadas por una limitación del flujo respiratorio de curso progresivo que no es completamente reversible.

Se trata de una enfermedad de tipo obstructiva, es decir, el aire que entra en los pulmones no es capaz de cumplir con su función en el intercambio pulmonar esencial para la respiración.

Aunque sus manifestaciones son principalmente pulmonares, se trata de una enfermedad compleja y heterogénea, puesto que también posee rasgos extra-pulmonares.

Este proceso no se puede realizar con normalidad debido a una respuesta inflamatoria anormal de la estructuras bronquiales. En general, la causa principal que da lugar a esta respuesta inflamatoria es a inhalación del humo del tabaco.

Sin embargo, el tabaco no es el único factor de riesgo, ya que se estima que un 25% de los pacientes que padecen esta enfermedad no han sido fumadores.

Este hallazgo sugiere que existen otros factores que pueden estar implicados en el desarrollo de esta enfermedad tales como: exposición a gases nocivos, el tabaquismo pasivo, exposición a sustancias químicas, infecciones pulmonares, la contaminación…

 

EPOC: enfermedades

 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, engloba dos procesos patológicos principalmente, aunque algunos autores sostienen que existe una tercera patología bajo este paraguas.

  • Bronquitis crónica, caracteriza por una obstrucción de las vías aéreas debido a una producción anormal de moco. En este tipo de pacientes resulta frecuente la tos crónica con expectoración
  • Enfisema, caracterizado por la destrucción del parénquima pulmonar. Es decir, destrucción de la estructura que permite el intercambio gaseoso. La disnea es uno de los rasgos principales de estos pacientes.

Algunos autores sostienen que el asma también puede considerarse una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, ya se produce un proceso de irritación en las vías aéreas que produce el estrechamiento de estas.

La bronquiolitis también podría considerarse de este grupo de patologías, debido a que existe una inflamación de los bronquiolos que impide el flujo aéreo normal.

 

EPOC: Signos y síntomas

 

El caso más típico de presentación de esta enfermedad es en los pacientes varones de más de 35 años que son fumadores o bien están expuestos de forma prolongada al humo del tabaco.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes en este tipo de pacientes son la disnea (dificultad para respirar), aparición de sibilancias (pitidos pulmonares), tos crónica con expectoración.

Tras la identificación de estos signos y síntomas clínicos durante la historia clínica se procede a realizar la prueba “gold estándar” en esta enfermedad: la espirometría. A través de esta prueba se evidencia la obstrucción de las vías aéreas.

Adicionalmente se pueden realizar otras pruebas que sirvan de ayuda para clasificar el estadio del paciente.  Existe una clasificación que ayuda a identificar el grado de severidad de la enfermedad:

  • Grado I, el paciente no presenta disnea, excepto cuando realiza ejercicio intenso.
  • Estadio II, el paciente padece disnea al realizar actividades de intensidad leve o moderada.
  • Grado III, la disnea provoca que el paciente tenga que reposar tras realizar actividades como andar pocos minutos.
  • Grado IV, la disnea impide al paciente realizar actividades cotidianas como vestirse.

 

¿Cuál es el tratamiento de fisioterapia en la EPOC?

 

La rehabilitación respiratoria es uno de los pilares del tratamiento no farmacológico del paciente. Este tratamiento llevado a cabo por los fisioterapeutas especializados en el ámbito de la fisioterapia respiratoria, ha demostrado en numerosos estudios su efectividad.

Un programa de rehabilitación respiratoria no pone fin a la enfermedad pero si ayuda en la sintomatología del paciente, mejorando la disnea, los signos de fatiga y mejora la sensación de control de la enfermedad.

Este plan de tratamiento estará indicado en todos los pacientes, independientemente de la edad, ya que la labor del fisioterapeuta será diseñar y adaptar el tratamiento a las necesidades del paciente.

Algunas de las técnicas empleadas son de tipo manual y tienen como objetivo mejorar el higiene bronquial mediante la expulsión de secreciones. Mantener una buena situación de higiene pulmonar en estos pacientes que poseen una situación de inflamación anormal y de aumento de secreciones resulta fundamental para evitar infecciones y complicaciones.

Por otra parte, el plan de tratamiento también incluye un programa de ejercicio terapéutico adaptado a las circunstancias del paciente. Para comenzar tu tratamiento, solo debes contactar con un fisioterapeuta respiratorio.

Fisiosite.com pone a tu disposición los mejores fisioterapeutas para pedir cita en tan solo un instante. Empieza tu programa y mejora tu calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *