El dolor de cabeza o cefaleas, es uno de los trastornos más frecuentes en la población. Se estima que cerca de un 90-95% de las personas experimentan dolor de cabeza en algún momento de su vida y que un 50% lo experimenta en el transcurso de un año cualquiera.

La sintomatología asociada a las cefaleas es variada y dispar en función de su origen, aunque como síntoma principal se experimente dolor en la región craneal.

Según la Clasificación Internacional de las Cefaleas, existen a grandes rasgos dos tipos que engloban un gran variedad de trastornos relacionados con la experiencia dolorosa: primarias y secundarias

Este trastorno puede afectar de forma muy significativa en el día a día de las personas. Por ello, actualmente existe un creciente interés por encontrar los tratamientos más beneficiosos para los pacientes.

 

Dolor de cabeza: Migraña

 

La migraña es un tipo de cefalea primaria muy frecuente. Su importancia radica en que se presenta en un 1,4-2,2% de la población mundial y tiene un implicación muy importante en los pacientes.

La migraña puede presentarse de forma esporádica o bien crónica, lo que supone un aumento de la sintomatología asociada.

Este trastorno se caracteriza por cursar con fuertes dolores de cabeza, fotofobia, dolor en el cuello y en la musculatura masticatoria, así como náuseas o vómitos. Sus manifestaciones clínicas hacen que la migraña se considere una de las causas más importantes de discapacidad en el mundo.

Actualmente, todavía no se conoce con certeza los mecanismos que desencadenan este tipo de cefalea, lo que justifica que no exista un tratamiento definitivo.

Sin embargo, las hipótesis más recientes sugieren que se debe a una sensibilización del núcleo trigémino cervical, abriendo las puertas a una variedad de tratamientos que están produciendo muchos beneficios a los pacientes.

 

Dolor de cabeza: Cefaleas tensionales

 

La cefalea tensional es también de tipo primaria y se caracteriza por presentar dolor en la región craneal, cervical e incluso facial. También tiene una prevalencia muy elevada en la población general y por ello un gran impacto socioeconómico.

Además, en este tipo de cefalea es frecuente encontrar signos como sensibilidad en determinadas regiones y sobre todo durante las crisis.

Las zonas que experimentan con mayor frecuencia esta sensibilidad son los músculos: temporal, masetero, frontal, esternocleidomastoideo, esplenio y trapecio. Este hallazgo clínico es uno de los indicadores que se utilizan para realizar un diagnostico diferencial con la migraña.

Estas dos entidades clínicas son difíciles de discriminar, por lo que el primer paso para prescribir un tratamiento exitoso es realizar un buen diagnostico.

 

Mitos y diagnóstico del dolor de cabeza

 

Existen innumerables mitos sobre los dolores de cabeza, remedios, tratamientos, causas… Gracias a los avances de la ciencia sobre este campo en los últimos años, mitos muy instaurados en la sociedad se han ido desvaneciendo.

Algunas de estas creencias populares, están muy ligadas al paciente y pueden llegar a ser un gran obstáculo para el tratamiento. La más extendidas están relacionadas con aspectos nutricionales: comidas que alivian los síntomas o bien desencadenan los ataques, etc.

Sin embargo, a día de hoy no existe evidencia fiable sobre la implicación de los alimentos, pero sigue suponiendo un reto para los profesionales sanitarios desmontar creencias tan establecidas en la sociedad.

También existen mitos relacionados con ruidos, olores o situaciones concretas, que pueden favorecer la aparición de este fenómeno.

Las investigaciones de los últimos años han permitido conocer con mayor profundidad los mecanismos neurofisiológicos que dan lugar a estos trastornos y desterrar todos aquellos mitos que han perjudicado tanto a los pacientes.

 

Tratamiento de fisioterapia

 

Con los últimos avances, la fisioterapia ha conseguido tener un papel muy importante en el tratamiento de estos pacientes. Las técnicas aplicadas por estos profesionales resultan muy beneficiosas para los pacientes con migrañas y cefaleas tensionales.

Actualmente, los tratamientos de fisioterapia que mejores resultados ofrecen son los que se basan en terapia manual, combinada con ejercicio terapéutico y educación terapéutica.

Este tratamiento reduce tanto la intensidad como la frecuencia de los ataques, aunque en ocasiones es preciso acudir a otros profesionales sanitarios como neurólogos, psicólogos, etc.

Cada vez es más frecuente encontrar fisioterapeutas que se han formado en este campo de la neurología. Por ello, los pacientes pueden encontrar de forma sencilla un fisioterapeuta especializado en su región. 

Sin embargo, desde fisiosite.com, somos conscientes de que los fisioterapeutas cuando están tratando a los pacientes no pueden atender llamadas. Por ello, facilitamos una web en la que el paciente puede pedir cita de forma directa con el profesional correspondiente en tiempo real. 

La mejor solución para los dolores de cabeza es ponerse en manos de un profesional sanitario y evitar los mitos y remedios pseudocientíficos.

 

2 Comments

  1. Ita dice:

    Gracias por la información, es de gran utilidad, muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *