Reservar un tratamiento de fisioterapia a domicilio es tan sencillo como pedir cita en una clínica. La fisioterapia a domicilio no solo supone una ventaja para las personas que no pueden desplazarse por razones físicas, sino también para aquellos pacientes que por comodidad prefieran ser atendidos en su domicilio.

¿Cómo reservar una cita para fisioterapia a domicilio?

Encontrar tratamientos de fisioterapia a domicilio puede parecer complejo por no disponer de un centro físico donde poder informarse de todos los servicios, tarifas u horarios. Sin embargo, gracias a las soluciones que ofrece Internet, ahora es posible realizar la reserva de un tratamiento con un fisioterapeuta en tu hogar desde el móvil en cualquier momento, informarse de manera detallada en solo unos segundos de todas las posibilidades en cuanto a tratamientos que ofrece un profesional, consultar su horario de servicio y mucho más, sin necesidad de esperas telefónicas. El fisioterapeuta que acude a tu casa, al igual que el profesional de una clínica, no puede atender llamadas telefónicas durante la sesión de tratamiento; y además, en ocasiones tampoco durante los traslados. Por ello, en ocasiones, conseguir un contacto vía teléfono con ese profesional no se da en el momento que deseas.

Ventajas de la fisioterapia a domicilio

Llevar a cabo tratamientos en el hogar de los pacientes es una práctica muy extendida en la profesional y cada vez es más aceptada por los usuarios. Hoy en día, el tiempo es uno de los factores que más apreciamos en nuestra ajetreada agenda. Por ello, los pacientes en muchas ocasiones prefieren pagar un plus de dinero y reservar un tratamiento a domicilio, con el objetivo de ahorrar tiempo en el desplazamiento a una clínica. Cabe destacar, que no siempre hay que pagar un dinero extra por la sesión, los tratamientos que se realizan en la casa de los pacientes en ocasiones no son más costosas que en una clínica. No obstante, se debe tener en cuenta que cuando un fisioterapeuta realiza tratamientos en el hogar de los pacientes, le lleva tiempo desplazarse, por tanto el computo total del servicio suele oscilar entre unos 90 y 120 minutos, por ello puede subir el precio de la sesión.

Por otra parte, muchos pacientes debido a sus condiciones físicas no pueden desplazarse diariamente a un centro para recibir su tratamiento. Los fisioterapeutas que trabajan en las casas de los pacientes pueden ofrecerte muchas ventajas si necesitas un tratamiento para una persona que haya sufrido un Ictus o alguna lesión neurológica. Pero también es muy interesante para todas aquellas mujeres que quieres realizar una preparación o recuperación del suelo pélvico por su embarazo. Los beneficios que puede aportarte este tipo de servicio son numerosos y se adaptan a tus necesidades y lesiones.

¿Qué tipo de fisioterapia puedes recibir?

Los fisioterapeutas, suelen realizar sus tratamientos en centros físicos. Es decir, en centros de rehabilitación, clínicas privadas o bien en centros públicos. Sin embargo, debido a las condiciones laborales y al crecimiento del sector, muchos fisioterapeutas han decidido comenzar su actividad realizando tratamientos en las casas de los pacientes. Aunque la profesión ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años y han surgido nuevos campos de actuación, este hecho no influye a este tipo de profesionales. En función, de la patología el fisioterapeuta necesitará realizar unas técnicas u otras, sin embargo, los elementos fundamentales que necesita un fisioterapeuta en su sesión a domicilio son: su cabeza, su historia clínica, sus manos y una camilla. Además de estos elementos básicos, podrán sumarse herramientas y dispositivos coadyuvantes para el tratamiento de diferentes lesiones.Por tanto, en general, en todas las ramas del sector pueden realizarse los tratamientos a domicilio. No obstante, existen clínicas que tienen espacios preparados para realizar ejercicios específicos y dispositivos electrónicos, que pueden beneficiosos en el tratamiento de ciertas lesiones.

Tu cita ahora

Hasta ahora, los fisioterapeutas que acuden al hogar de los pacientes no han podido ser tan competitivos que una clínica de fisioterapia a pie de calle, ya que el hecho de tener un centro físico con un cartel publicitario estático influye en la visibilidad de sus servicios. Sin embargo, con Internet, estos profesionales pueden darse a conocer sin realizar una gran inversión y ofrecer sus servicios a miles de pacientes que están buscando un especialista.

Buscar un fisioterapeuta en Internet es la opción ideal para tu comodidad. Reservar tu tratamiento de fisioterapia a domicilio es muy sencillo, tan solo tienes que entrar en Fisiosite y buscar la localidad donde quieres recibir tu tratamiento. Fisiosite te ofrecerá un listado con los fisioterapeutas y con la información que necesitas saber: si presta servicio a domicilio, horario de servicios, patologías o lesiones que trata y lo más importante, ¡pedir cita en solo unos segundos!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: