La fisioterapia a domicilio es un servicio del que cada vez existe más demanda y por ello, muchas clínicas han comenzado a ofrecer estas sesiones de forma más frecuente. El incremento de la demanda de este servicio se debe principalmente a las comodidades que ofrece para el paciente; las cuales son necesarias en algunos casos por las condiciones físicas. Además, en algunos municipios, con pocos habitantes, es necesario recurrir a este tipo de tratamiento domiciliario, ya que no existe una clínica física cercana, por lo que generalmente suele haber un profesional que recorre varios pueblos próximos. 

¿En qué circunstancias es recomendable la fisioterapia a domicilio? 

En cualquier circunstancia es recomendable acudir a este tipo de servicio, ya que no existen grandes diferencias en relación a un tratamiento en la clínica. La decisión depende de las preferencias del paciente o bien de su patología y limitaciones derivadas. Los fisioterapeutas comenzaron a ofrecer sesiones domiciliarias a los pacientes que debido a su lesión, no podían desplazarse hasta el centro; sin embargo, esta práctica se ha extendido a todo tipo de lesiones y cualquier patología puede ser tratada en la vivienda del paciente.

Generalmente, las lesiones de origen neurológico, durante las primeras fases se tratan en la vivienda del paciente, ya que en algunos casos el movimiento se ve limitado y resulta más beneficioso para el paciente y la familia evitar desplazamientos largos que suponen varios inconvenientes: coches adaptados, el grado de incapacidad del paciente determinará la ayuda que este necesite, etc. 

Hoy en día, el ritmo de la sociedad ha favorecido el crecimiento de este sector. Las personas disponen de poco tiempo para desplazarse y en algunos casos incluso llega a ser una odisea, si se trata de ciudades grandes en las que el tráfico suele ser el gran enemigo de la planificación. También existen casos en los que el paciente prefiere este tipo de sesiones si que exista una razón de importancia. 

Por otra parte, una práctica que también está empezando a crecer se basa en este mismo modelo, pero en vez de acudir a la casa del paciente, el fisioterapeuta acude a la empresa de este. Generalmente este tipo de servicio lo suele ofrecer la empresa a sus trabajadores y proporciona salas y horarios especiales en los que autoriza a sus trabajadores a ausentarse para acudir a la sesión realizada por el fisioterapeuta. Este tipo de beneficios son muy bien recibidos por los trabajadores, ya que la empresa se hace cargo de la salud de sus pacientes y ello se debe valorar. 

¿Necesito tener algún material en casa? 

En principio el fisioterapeuta será el encargado de llevar todo el material que considere necesario para el desempeño de su actividad: camilla, elementos de ayuda para ejercicios, agujas, dispositivos de electroterapia… Por tanto, no es necesario disponer de material especial para contratar una sesión domiciliaria. No obstante, debido al tipo de sesión se debe tener en cuenta que las comodidades en algunos casos no serán iguales que las que se ofrecen en una clínica.

Por ejemplo, las camillas que suelen utilizarse para este tipo de sesiones, como deben ser desplazadas, no tienen la calidad que algunas camillas que puedes encontrar en clínica, las cuales son fijas y eso permite tener accesorios y añadidos que pueden mejorar la experiencia del paciente.

Por otra parte, existen clínicas que disponen de salas de uso exclusivo para la realización de ejercicio terapéutico. Este tipo de salas suelen contar con materiales que no pueden ser desplazados al domicilio del paciente y por tanto, la variedad de ejercicios a realizar será mucho más amplia, lo cual no quiere decir que sean mejores. 

¿Cuánto cuesta la fisioterapia a domicilio? 

Generalmente el rango de precio de las sesiones suele estar entre 30 € y 60€, dependiendo de la ciudad, barrio y especialidad de cada sesión. Cuando el tratamiento es domiciliario, suele ser un poco más elevado, ya que la clínica o fisioterapeuta debe cubrir los gastos de desplazamiento y el tiempo que emplea en ese desplazamiento, en el que podría estar tratando a otro paciente.

Por ello, si una sesión en clínica tiene un precio de 30€/h, lo normal es que la sesión que se realice a domicilio tenga un precio más elevado y en la mayor parte de los casos, no descienda de 40€.

Se debe tener en cuenta, que cuando un fisioterapeuta se desplaza al hogar del paciente, suele hacerlo mediante su coche (para llevar todo el material necesario) y debe tener tiempo de margen tanto al principio como al final de la sesión hasta el siguiente paciente, ese tiempo que emplea en los desplazamientos, en la clínica no existen y son ocupados por otras sesiones, de ahí que el precio sea más elevado. 

No obstante, el precio por sesión que actualmente se ofrece en España, es un precio muy ajustado en relación a todos los beneficios que aportan los tratamientos de fisioterapia en determinadas patologías. 

¿Dónde puedo encontrar un fisioterapeuta a domicilio?

Uno de los inconvenientes de este tipo de servicio es su accesibilidad. Las clínicas que se encuentran a pie de calle o bien físicamente, aunque sea en un primer piso, son fijas y ello permite realizar publicidad a través de carteles o escaparates, que permiten a todo usuario que pasa por delante poner en conocimiento la existencia de servicios de fisioterapia. En el caso de los fisioterapeutas que solo hacen sesiones domiciliarias, las acciones de publicidad que realizan deben ser más activas y ello conlleva un coste muy elevado. 

Internet se ha convertido en el mejor canal para que estos fisioterapeutas se den a conocer a todo el universo de pacientes que demandan este servicio. Mediante plataformas como Fisiosite.com, cualquier paciente puede encontrar en pocos segundos un fisioterapeuta que preste servicios domiciliarios en base a sus preferencias (localidad, especialidad, barrio) y pedir una cita en el instante. Gracias a este sistema de petición de cita, un paciente puede reservar su sesión desde cualquier lugar de la forma más cómoda. 

Fisiosite.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: