El bruxismo en niños cada vez es más frecuente en nuestra población pero, ¿sabemos qué es el bruxismo y cómo afecta a la calidad de vida de los más peques? Existen muchos mitos sobre este tema por ello a continuación vamos a resumir todo lo que necesitas saber sobre este trastorno.

Bruxismo en niños: síntomas

El bruxismo se define como un trastorno del movimiento que está generalmente relacionado con el sueño, sin embargo también puede darse durante el día. Se considera una parafunción, en la cual existe un contacto no funcional de los dientes y se produce un ruido característico comunmente llamado rechinamiento o apretamiento de los dientes. Aunque no se considera una enfermedad, su perpetuación en el tiempo puede desencadenar una serie de síntomas relacionados, entre los cuales destacan:

  1. Dolores de cabeza: Una manifestación muy común y que se produce principalmente por la tensión generada por la contracción muscular prolongada. Se caracteriza por un dolor de tipo bilateral que afecta la zona temporal, occipital y frontal de la cabeza.
  2. Dolores de oídos
  3. Dolor en los músculos de la masticación: En ocasiones, generando trastornos mandibulares, aunque todavía no se ha establecido su relación.
  4. Fatiga de la musculatura masticatoria

¿Qué produce el bruxismo en niños?

A día de hoy, la etiología de este trastorno es desconocida y compleja, ya que su origen es multifactorial y existen varios sistemas implicados: sistemáticos, psicológicos o genéticos. Sin embargo, el desarrollo de este trastorno está relacionado con la actividad del sistema nervioso central. Este trastorno comunmente se presenta en niños y adolescentes y su prevalencia se estima que es de entre un 3,5 y un 40,6, dependiendo del método diagnóstico se barajan unas cifras u otras. Esta entidad, como se ha comentado anteriormente, no solo produce los síntomas anteriormente mencionados, sino que también genera un desgaste en la superficie del diente si se prolonga en el tiempo.

Por otra parte, este trastorno genera diferentes efectos secundarios, como puede ser una mala calidad del sueño y falta de sueño reparador; lo que puede suponer problemas de comportamiento y de atención. (1) En otras investigaciones se encontró que este trastorno tiene una fuerte relación con el estado emocional de los niños. Es decir, factores como la ansiedad, la hiperactividad y el sueño inquieto, también son factores a tener en cuenta en la evaluación de dicha entidad. También, se ha encontrado que existen relación con otras parafunciones y con una maloclusión (alineación de los dientes). (2)

Bruxismo en niños: tratamientos

Actualmente, no existe consenso para determinar un solo tratamiento, ya que este trastorno tiene origen factorial y en función de su etiología, se realizará un tratamiento y se implicaran diferentes profesionales sanitarios. Por tanto, cabe destacar, que entre los profesionales que pueden ser de ayuda para el tratamiento de tu niño se encuentran psicólogos, dentistas pediátricos, otorrinolaringólogos y fisioterapeutas. En los últimos años, el tratamiento ha estado enfocado a los factores etiológicos, por ello el diagnóstico precoz puede ser determinante para remitir esta entidad.

En cuanto al tratamiento farmacológico, se han estudiado diferentes terapias con relajantes musculares y benzodiacepinas en adultos, encontrando efectos beneficiosos a corto plazo. También se ha comenzado a incluir el tratamiento basado en la toxina botulínica en el caso de ser un bruxismo provocado por otro tipo de enfermedad. Existen otros tratamientos más extendidos como son las férulas, que han demostrado ser eficaces para evitar el desgaste dental que supone este trastorno. Sin embargo, existen estudios que han demostrado que una buena educación terapéutica también disminuye este desgaste dental y los síntomas asociados como dolor de cabeza, dolor en la musculatura, etc.

El tratamiento de esta entidad en niños debe de ser en un primer momento conservadora y comenzar con una buena educación e información de valor para los padres y niños, y después continuar con técnicas de relajación. (3)

Nuestros consejos

En primer lugar, se debe identificar el problema. Para identificar el trastorno es preciso preguntar sobre la calidad de su sueño a los más pequeños y estar atento en lo referente a los síntomas que estos reportan después de dormir. También es importante supervisar su sueño, ya que en ocasiones, el ruido que genera este trastorno al rechinar los dientes se puede escuchar con facilidad. El segundo paso es acudir a un médico para establecer un buen diagnóstico y ver si se trata de un bruxismo idiopático o secundario a una patología subyacente. Si se trata del primer caso, es aconsejable seguir las indicaciones del médico, que suelen ser la prescripción de una férula. Sin embargo, si los síntomas asociados suponen un problema para la calidad de vida de los más pequeños, acudir a otro profesional como un fisioterapeuta o psicólogo puede mejorar el trascurso de dicha entidad. En el caso del fisioterapeuta, este podrá tratar la sintomatología asociada a la fatiga muscular, hipertrofias muscular masticatoria o a los trastornos mandibulares asociados. El tratamiento realizado por los fisioterapeutas se basa principalmente en terapia manual, ejercicio terapéutico específico para la región a tratar y educación terapéutica. En Fisiosite puedes encontrar multitud de fisioterapeutas especializados en este tipo de trastornos muy cerca de ti. Tan solo tienes que introducir tu localidad y el síndrome a tratar y en unos segundos tendrás a tu disposición los profesionales más especializados.

  1.  Carvalho CB, de Consolacao Canuto MC, Valio R, Dadalti YF, de Barros PM, Jansiski LM et al. The relationship between bruxism, sleep quality, and headaches in schoolchildren. J Phys Ther Sci. 2017 Nov; 29(11): 1889–1892.
  2. Raphaelli AN, Vusberg FC, Chaves VA. Bruxism in children and transverse plane of occlusion: Is there a relationship or not?. . Dental Press J Orthod. 2014 Sep-Oct; 19(5): 67–73.
  3. Furgone R, Rodriguez C. Bruxismo. Av.Odontoestomatol 2003; 19-3: 123-130.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: